domingo, 13 de septiembre de 2015

La tarifa de la luz por horas ¿en qué consiste?

Bueno, primeramente explicar que lo que llamamos tarifa por horas es la que las compañías comercializadoras de referencia (esas que todos conocemos, si, las más grandes), debían comenzar a aplicar a partir del 1 de julio de 2015 y con un plazo máximo de adaptación de 3 meses, que finaliza éste mes en curso. Esta tarifa por horas se aplica a todos los consumidores acogidos al PVPC (precio venta pequeño consumidor), es decir, consumidores de menos de 10 kW que tengan como comercializadora de electricidad una de las compañías de referencia, que recordamos son: (y aquí volvemos a insistir que tiene que ser el nombre completo, porque si no, es una empresa del grupo y no estás en el mercado regulado, sino en el mercado libre).

  • -          E.ON Comercializadora de Último Recurso, S.L.
  • -          Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U.
  • -          Endesa Energía XXI, S.L.U.
  • -          Gas Natural S.U.R. SDG, S.A.
  • -          EDP Comercializadora de Último Recurso, S.A.
  • -          CHC Comercializador de Referencia S.L.U.
  • -          Teramelcor, S.L.* (Para el ámbito de Melilla)
  • -          Empresa de Alumbrado Eléctrico de Ceuta Comercialización de Referencia, S.A. (Para el ámbito de Ceuta)

Pero por el momento sólo se podrán aplicar estas tarifas a los clientes que tengan instalado el contador digital con telegestión, es decir, la función de telemedida habilitada, porque en el caso de que tu contador sea analógico o digital pero sin telegestión, se aplicará un modelo estándar general de consumo para la facturación – como se ha estado haciendo hasta ahora – y no con el consumo que realmente hayas realizado cada hora.


La lectura del contador se lleva a cabo cada dos meses en el caso de que el contador no tenga telegestión y mensual en el caso de que esté habilitada la función de telemedida.

Este cambio legislativo presumiblemente persigue que los consumidores paguen exactamente por sus consumos reales lo que ha costado generar la energía, ya que los precios no son iguales en cada tramo horario debido a la demanda de mercado, pero en la práctica no será así, ¿por qué? Por el sistema empleado en nuestro mercado eléctrico.

Primeramente porque el término de energía es una parte que no llega a representar el 38% de lo que pagamos en la factura de la luz, por lo que tenemos “poco margen de actuación” ya que el resto de la factura lo componen el término fijo y los impuestos.

Gráfico CNMC consumidores menos de 10 kW de potencia contratada 1er trimestre 2013.

En segundo lugar, porque para poder actuar y adaptarse a las ventajas del mercado horario, el consumidor/ciudadano medio tiene que tener la capacidad de poder consultar la página web de RedEléctrica, que contiene los precios horarios para el día siguiente (a partir de las 21:00 h) y así saber cómo adaptar el consumo para un mayor ahorro. 

Y en tercer lugar, y como explicación a porqué esta medida no es más que otra manera de llamarnos tontos, es que la fijación de precios en el mercado eléctrico es marginalista, por lo que sería más justo si los precios se fijaran según lo que cuesta producir la energía en base a cada tecnología y no a las fluctuaciones de un mercado y a la oferta y demanda que no parece lo más adecuado para un bien básico como es la energía.

No quiero olvidarme de explicar que todos los que tengáis ya el contador digital “funcionando” (los demás no esperaréis mucho, porque el plazo para que todos los contadores estén instalados y habilitados finaliza el 31 de diciembre de 2018) tenéis la opción de que la compañía distribuidora (que no es la misma que la comercializadora) os facilite un acceso específico en su página web con vuestro consumo horario. Esto es así porque ellas son propietarias en monopolio natural de la red de distribución que lleva la electricidad a todos nuestros hogares; asimismo es propietaria de los contadores de luz y nos cobra mensualmente un alquiler por ellos, así que es por esto que tiene la información y por tanto la obligación de darnos éste acceso a nuestra información de consumo.

Mi opinión: como la gran mayoría de consumidores no podrá acceder a la información y seguirá usando la electricidad según sus propios hábitos o necesidades horarias, probablemente haya una mayoría a la que les vuelva a subir el recibo de la luz, lo que aprovecharán las grandes compañías para llevar a sus comerciales a la calle a ofrecer tarifas “a medida”, tarifas “planas” ………… sacar a los consumidores al mercado libre para ofrecer además de unas tarifas más caras, esos servicios adicionales que nadie necesita pero que representan un “importe fijo” a ingresar por las compañías que es muy rentable para ellos.

Otro motivo más para salir del Oligopolio y contratar la comercialización de nuestra energía con empresas con una responsabilidad social y medioambiental, que contribuyan al cambio de modelo energético cambiando el mercado eléctrico desde dentro.



martes, 27 de enero de 2015

Sal del oligopolio y contrata la luz con empresas de electricidad verde

¿Por qué salir del oligopolio y contratar con empresas de electricidad verde? La respuesta es sencilla, es un primer paso que cada uno de nosotros podemos dar hacia el cambio a un nuevo modelo energético más limpio, democrático y justo, donde la energía no sea sólo un “producto” con el que grandes corporaciones se enriquecen a nuestra costa, sino que sea considerada como lo que es, un bien básico primario, necesario, al que todos tenemos derecho, porque el sol, el aire, el agua, nos pertenece a todos.
En España existe un oligopolio energético formado por las compañías de la patronal UNESA, con tanto poder económico que doblega a nuestros gobiernos. Así que a los ciudadanos sólo nos queda tomar la iniciativa y como consumidores exigir “electricidad verde”. ¿Cómo? Eligiendo empresas comercializadoras independientes que comercialicen exclusivamente energía verde; de esta forma contribuimos al cambio, porque muchas de estas empresas también son productoras de su propia energía verde y no necesitan comprarla al oligopolio, así que fomentamos y fortalecemos la competencia.


¿Y a qué llamamos “electricidad verde"? A la que generamos con tecnologías renovables, usando como combustible el sol, el viento, el agua, el calor de la tierra, las mareas y las olas, las plantas, etc. Aunque aquí hay que distinguir, porque la CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia) otorga a cada comercializadora un certificado de garantías de origen por la cantidad de energía (en KWh) que puede comercializar como energía de origen renovable, pero hay que tener en cuenta que se incluye también la electricidad generada mediante la incineración de residuos, tecnología cuestionada por su impacto ambiental, o la gran hidráulica (presas y embalses), que aunque renovable, se puede cuestionar si definirla como “tecnología verde” porque también tiene un gran impacto ambiental. Algunas de las comercializadoras especifican claramente sus criterios, otras los mantienen en una cierta ambigüedad.

¿Y cómo separamos una electricidad de otra?, ¿viene por otra red? ¿Necesito otra instalación? Por supuesto que no, no podemos saber si la electricidad que consumimos cada uno en un momento determinado proviene de una tecnología renovable o no, pero sí podemos tener garantías de que se ha generado con energías 100% renovables una cantidad de electricidad equivalente al consumo eléctrico que hago si contrato con una comercializadora de electricidad "verde". De esta forma, sabemos que nuestro consumo individual se ha generado con el impacto ambiental mínimo posible.

Entre las empresas que comercializan exclusivamente energía verde tenemos a Gesternova, que comercializa la producción de energía renovable de los productores asociados a APPAwww.gesternova.com Tlf. 900 373 105

También están Enara (Tlf. 94 608 50 13) www.enara-energia.es y Geoatlanter (Tlf. 902 883 112) www.geoatlanter.com


Pero además contamos con otra opción, que personalmente a mí es la que más me gusta, y son las cooperativas eléctricas. En una cooperativa no eres un cliente sino que con una aportación inicial de 100 euros participas como socio de pleno derecho, con voz y voto. Los beneficios se reinvierten en energías renovables, de modo que se apoya así el aumento de la producción y el cambio a un modelo más participativo. Entre las cooperativas tenemos a: 

¿Y es más cara la energía verde? No, por supuesto, bien al contrario. Las tarifas de éste tipo de empresas son mucho más transparentes que las del oligopolio (sin anuncios de descuentos, tarifas planas y servicios que no necesitas………) Y si eres socio de una cooperativa, siempre te asesorarán sobre cuál es la tarifa que más te conviene. Pero como los márgenes comerciales con los que maniobrar son escasos, las tarifas de electricidad verde no nos ayudarán mucho a ahorrar en la factura, pero sí que podemos poner en práctica dos cosas:

1.- Ajustar la potencia:

Debido al incremento sustancial de éste concepto a casi el doble, la factura de la luz se ha disparado de modo tan grosero que debemos plantearnos qué potencia tenemos contratada. Desde luego, si vives en un piso “normal” y tienes más de 4,6 kW, por favor, míralo bien, porque no creo que sea necesario que tengas todos los electrodomésticos puestos a la vez, puedes poner la lavadora primero y cuando termine, el lavavajillas, pero no todo al mismo tiempo, como una orquesta de aparatos sonando todos a la vez, los dos televisores, el secador de pelo, el horno, la vitrocerámica, el aspirador y todas las luces (que debemos ir cambiando por bombillas led), porque parecería una casa de locos, ¿no crees?.

Para comprobar si tu potencia es la adecuada, tenemos la siguiente página web informativa: http://www.bajatelapotencia.org/

2.- Cambiar a tarifa de discriminación horaria.

Antes conocida como tarifa nocturna, esta es otra opción que puede ayudar a ahorrar. Se tarifica según dos periodos, periodo valle, más barato, que iría de las 10 ~11 de la noche a las 12~13 del mediodía y periodo punta, que sería el resto de horas del día. Como el frigorífico funciona las 24 horas del día, si intentas trasladar parte de tu consumo al horario valle, como son la lavadora y el lavavajillas, ya tienes gran parte de tu consumo en periodo valle. Sólo si cocinas mucho, utilizando la vitrocerámica y el horno en horario punta muchas horas, debes pensarlo, pero seguro que también parte de estos consumos puedes trasladarlos a horario valle. A poco que te esfuerces sale rentable, fíjate en estos gráficos: 











La diferencia entre el precio de la tarifa “normal” y la de la hora punta de la de discriminación horaria no es mucha, pero si hay mucha diferencia entre los dos periodos de la tarifa de discriminación, así que ¿merece la pena hacer un pequeño esfuerzo?. Serás tú quien deba valorar eso según lo que te cueste pagar tu factura.

Y hay otra cosa más que podemos hacer para rebajar nuestra factura energética: el autoconsumo, pero eso lo dejaremos para otro artículo.

jueves, 22 de mayo de 2014

¿Pero porqué nos devuelven dinero en la factura de la luz?


A través del B.O.E del pasado jueves 15 de mayo se hizo oficial lo que ya todos conocíamos: las eléctricas nos tendrán que devolver en la factura de la luz lo que se ha cobrado de más en el primer trimestre del año, pero veamos bien que es esto y porqué.

En Diciembre de 2013 se veía venir una subida descomunal del recibo de la luz; se temía que podía ser hasta un 11%, así que el Gobierno decidió intervenir (en un supuesto mercado liberalizado ¿?) y anuló la subasta Cesur celebrada el 19 de enero,  para el primer trimestre de 2014, fijando un precio intervenido "provisional" de 48,48 €/MWh hasta que se determinara un nuevo mecanismo de fijación de precios definitivo. El precio de mercado que ha resultado finalmente para este periodo ha sido de 26,09 €/MWh, por tanto, la diferencia nos la tendrán que devolver en los recibos de la luz a todos los consumidores acogidos a la antigua tarifa TUR, ahora denominada PVPC (precio voluntario al pequeño consumidor). Ojo, que muchos consumidores que están en el mercado libre no lo saben y esperarán su devolución, pero esta no llegara, claro.

¿Es esto una bajada en el precio de la energía? Va a ser que no, es más bien una respuesta del mercado de futuros a lo ocurrido en el mercado diario en enero. El agua embalsada que se había estado reteniendo tuvo que ser soltada a riesgo de inundaciones; la eólica, nuclear, fotovoltaica, biomasa, etc. volvieron a funcionar con normalidad y se dejaron de "rellenar" tantos huecos térmicos, como había estado ocurriendo en enero, con ciclos combinados de gas que encarecen el precio de la energía en el pool.

Pero los precios los marca un mercado de futuros..... así que una vez las cosas volvieron a la "normalidad" los precios de futuro subieron de nuevo y así en junio se avanza una nueva subida. Con la nueva legislación en cuanto a la metodología de cálculo de los precios voluntarios del pequeño consumidor de energía eléctrica se abren además mayores oportunidades para que este mercado sea aún más opaco en cuanto a precios y a pesar de haber dado un paso adelante eliminando los intermediarios financieros (subasta Cesur) la metodología sigue siendo tan compleja para el consumidor de "a pie" que favorece la entrada de los clientes al mercado libre atraidos por "falsas ofertas" (porque analizadas detalladamente no son tales).

Si el gobierno ya conocía en marzo que los precios provisionales del primer trimestre darían a una devolución, ¿porqué han esperado hasta el 15 de mayo para publicarlo en el BOE? ¿Intentan sacar rédito electoralista? ¿ Intentan decirnos que han "arreglado" el mercado eléctrico? Entonces ¿porqué vuelve a subir justo despues de las elecciones? ¡¡¡ Que no somos tontos !!!

En éste vídeo de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético explican la situación de manera sencilla.  El gobierno tiene previsto gastar 4 millones de euros en una campaña divulgativa ‘Ahorro de Energía y Nuevo Sistema de Facturación de la Energía Eléctrica’ para explicar a la ciudadanía los nuevos mecanismos de facturación de la luz. ¿De verdad necesitamos gastar ese dinero en una "publicidad" que no creo que aporte mucha luz (porque no interesa)?. Jorge Morales de Labra, mienbro activista destacado de ésta Plataforma está haciendo una labor divulgativa enorme desde la televisión, de manera gratuita y se entiende mucho mejor (quizás ese sea el problema, que explica más de lo que el gobierno quiere que sepamos); y como él hay otras muchas personas y organizaciones que están haciendo una labor encomiable a través de redes sociales y de los medios de los que se dispone y no se cargan en los presupuestos generales del estado.


miércoles, 12 de febrero de 2014

Nuevos contadores digitales, ¿tengo que cambiarlo?


Es una de las preguntas que con más frecuencia nos hacemos los consumidores cuando recibimos una carta de la distribuidora eléctrica en la que nos notifican que van a proceder al cambio de contador. Bueno, pues hace un par de semanas, en una de las reuniones de los lunes de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, Jorge Morales de Labra nos regaló una de sus charlas, esta vez sobre los contadores digitales, que ahora me gustaría compartir con vosotros.

¿Tengo que cambiarlo?

La respuesta a esta primera pregunta es afirmativa. Los más  de 20 millones de contadores eléctricos residenciales instalados en España deberán cambiarse por ley. La orden regula que todos los contadores para suministros de hasta 15 kW deberán ser sustituidos antes del 31 de diciembre de 2018. Como es por normativa, el usuario no puede negarse, ya que en ese caso, la distribuidora dará dos avisos y procederá en el tercero al corte del suministro. Hay un plan de sustitución de contadores por etapas pero este calendario ha sido modificado ya varias veces.  Por el momento se calcula que sólo se han sustituido el 20%, aunque según el último plan se pretendía llegar a alcanzar el 30% para diciembre de 2014.

¿Quién se encarga de cambiarlos?


Las compañías distribuidoras se encargan tanto de cambiarlos como de su financiación. España a estos efectos está dividida en dos zonas: zona Endesa y resto de distribuidoras. El contador de Endesa no es compatible con el resto porque  ha adaptado el que tiene Enel (su matriz italiana) aprovechando su inversión en Italia, para utilizar la misma base de contador.  Estos contadores han de cumplir unos parámetros oficiales estándares en todos ellos, pero las características técnicas pueden ser distintas y no tienen porque facilitar la información al consumidor (de hecho, no lo hacen).

¿Son peligrosos para nuestra salud?

No lo sabemos a ciencia cierta. Todos estos contadores tienen tecnología PLC (Power Line Communications), que transmite la señal del contador a través del cable eléctrico; es una señal digital de poca potencia y de frecuencia más alta que la de la luz (50-60 Hz) semejante a la de una pantalla de ordenador, simplemente de datos, (nunca con tecnologías inalámbricas como WIFI o WIMAX).  Esta señal PLC también se conduce por los cables eléctricos de la casa, porque no está prevista la instalación de filtros que lo impidan. La señal se trasmite así  hasta un concentrador terciario, desde el que  se envía la información al concentrador secundario de la distribuidora, y es desde este secundario desde donde sí se pueden estar utilizando antenas para transmitir la información; pero esto ya está ocurriendo en la calle y no en nuestras casas ni en nuestro edificio (a no ser que en él se encuentre el concentrador secundario de la distribuidora).
No existe ningún estudio concluyente sobre efectos negativos en la salud de la tecnología PLC; de hecho se están utilizando frecuentemente los adaptadores PLC  para distribuir la señal de ADSL a través de la red eléctrica en los hogares de modo que podamos tener acceso a Internet en todas las zonas de la vivienda.  Pero el hecho de que no exista un estudio concluyente no indica ni que pueda ser dañino para la salud ni tampoco que sea inocuo, sino que como ocurre con otras muchas de las tecnologías que usamos habitualmente, aún no conocemos todas sus consecuencias.

¿Qué información transmite?


El contador digital puede facilitar información de consumo y otros datos técnicos como parámetros de calidad de suministro en tiempo real, por ejemplo,  el número de interrupciones y duración de las mismas, la tasa de distorsión armónica y otras muchas cosas que pueden afectar al suministro y que ahora mismo no se están midiendo. Sin embargo la única aplicación técnica que han incorporado a día de hoy, es la capacidad de cortar el suministro de forma remota. Esto se consigue sustituyendo el ICP actual por un relé electrónico interno en el nuevo contador digital que da la orden de que el cliente tiene una potencia contratada  igual a cero y de esta forma se corta el suministro.

Entramos también en el tema de la privacidad. Los parámetros de interrogación al contador son libres y dependerán de la compañía eléctrica, es decir, que cada compañía decide cada cuanto tiempo pedir la transmisión de datos y puede interrogar al contador cada dos segundos o una vez al mes. Esto facilita conocer nuestras costumbres y a través de filtros establecer patrones informáticos que posibiliten la venta de información. Lo más importante de este tema es que el usuario no es informado y que esta información no está protegida de un modo específico, sino solo por la Ley General de Protección de Datos.

¿Cuál es el precio del nuevo contador?

El precio del alquiler del nuevo contador digital está regulado, y los precios se publican en el BOE (igual que el resto de contadores actuales) en  0,8 €/mes en el caso del suministro en monofásico, un precio ligeramente superior al que hay con el contador actual, que es de 0,5 €/mes.


El contador en teoría se puede comprar, pero en la práctica es un procedimiento arduo y no parece que salga rentable adquirirlo. Existen tres  fabricantes básicamente. Se venden a través de almacenes mayoristas y las comunidades autónomas cobran una tasa de verificación, de modo que tienes que encontrar un almacén mayorista que te venda un contador sin que tú seas un electricista, luego conseguir el sello de la comunidad autónoma y después tienes que llamar a la compañía distribuidora para que te lo coloque tras las comprobaciones oportunas. Y si es Endesa, ya sabes, más complicado, porque no hay este procedimiento;  sólo puedes pasar por Endesa, comprarlo en Endesa al precio que Endesa establezca.

Pero en el caso de que sigas este procedimiento y el contador ya sea tuyo y no en alquiler, ¿qué hemos conseguido? Tenerlo en propiedad, pero seguimos en las mismas, el contador es el mismo, sigue teniendo programado de fábrica el protocolo maestro único /esclavo, no te da la información en tiempo real, con lo que no obtienes ninguna ventaja en el hecho de que sea tuyo, ni recibes más información, ni económicamente has ahorrado, pues  seguramente te habrá salido más caro todo el procedimiento anteriormente descrito.
(Sobre este tema de contadores yo recomendaría no dejar de leer  el blog de  Antonio Moreno Alfaro, donde denuncia “la estafa en los contadores de la luz”)


¿Utilidades y aplicaciones?

Pero tenemos que pensar que el contador digital es el primer paso hacia la red inteligente;  se trataría del primer eslabón hacia el ahorro y la eficiencia energética. Es imprescindible poder adaptar tu consumo a las condiciones de los recursos naturales,  pero si no puedes ver tu consumo en tiempo real, no puedes adaptar tus hábitos. Por tanto, esto, que podría ser una excelente herramienta para lograrlo, no sólo no se ha aprovechado con este fin, utilizándolo como una opción más, sino que se ha impedido totalmente para este uso.  El protocolo que se ha desarrollado en el PLC es maestro / esclavo, y permite un solo maestro, que sería el concentrador terciario de la compañía distribuidora. La razón esgrimida para que el usuario no tenga acceso a la información del contador digital en tiempo real, en teoría, se  nos “ha vendido” como un asunto de privacidad para el usuario, evitando así que nadie pueda conectarse a nuestro contador y utilizar esta información, pero la “excusa” no resulta del todo convincente y la realidad es que no se ha tenido en cuenta al consumidor. El protocolo se ha hecho entre las compañías distribuidoras y los fabricantes de contadores y se han obviado las necesidades del consumidor.
El contador digital tiene mil aplicaciones que podrían utilizarse si el usuario pudiera tener la información disponible, como por ejemplo  la opción de acceder a un precio horario de la luz, transfiriendo a su contador la información del precio medio del mercado o el precio horario en tiempo real, así como la capacidad para gestionar su propia generación fotovoltaica de su tejado, cargar sus baterías, ……lo que sería la “smart grid”, pero todo depende de si se dispone de la información o no. El contador discrimina hasta nueve tarifas diferentes dentro de cada uno de los contratos, es decir, nueve franjas horarias.

¿Quién sale más beneficiado con los nuevos contadores?


Tal y como están las cosas planteadas actualmente, las ventajas del contador digital son fundamentalmente para las distribuidoras, puesto que les sale de éste modo más barato leer los contadores,  ya que reducen empleo a la vez que reducen el impacto financiero, puesto que pueden leer a la vez millones de equipos, y acelerar así la facturación de los clientes y cobrar por tanto mucho antes. Financian el coste de inversión de los contadores, pero si los alquilan a los consumidores, la compañía irá cobrando mensualmente los 0,8 €/mes durante toda la vida útil del aparato, mientras el coste de los equipos irá reduciéndose (volumen de compra, amortización, etc.) También evita los fraudes porque este contador es menos manipulable, con lo que contribuye a reducir pérdidas económicas,  pero sin embargo no hay ninguna intención de bajar la retribución a las distribuidoras, que como vemos si van a verse beneficiadas.
Desde luego, que tengamos un contador del Siglo XIX en pleno Siglo XXI no favorece el  cambio de modelo energético. Los nuevos contadores digitales son sin lugar a dudas un avance, pero no podemos avanzar de cualquier manera. Conocer en tiempo real lo que estás consumiendo es fundamental para llevar a cabo una eficiente gestión energética y un cambio de hábitos de consumo que nos lleve a un mayor ahorro. La mejor energía es aquella que no se consume.
Todavía estamos a tiempo para hacer los cambios necesarios y convertir los contadores digitales en una herramienta útil no sólo para las compañías eléctricas sino también para los propios consumidores, pues estamos desaprovechando las ventajas que el contador digital nos puede ofrecer. Una excelente frase de nuestro ingenioso compañero Andy es: “contadores digitales sí, pero no así”.
Y por supuesto, si quieres saber más sobre los contadores digitales, imprescindible leer el artículo de Jorge Morales de Labra: “Pero ¡qué tontos son estos contadores inteligentes!”