martes, 27 de enero de 2015

Sal del oligopolio y contrata la luz con empresas de electricidad verde

¿Por qué salir del oligopolio y contratar con empresas de electricidad verde? La respuesta es sencilla, es un primer paso que cada uno de nosotros podemos dar hacia el cambio a un nuevo modelo energético más limpio, democrático y justo, donde la energía no sea sólo un “producto” con el que grandes corporaciones se enriquecen a nuestra costa, sino que sea considerada como lo que es, un bien básico primario, necesario, al que todos tenemos derecho, porque el sol, el aire, el agua, nos pertenece a todos.
En España existe un oligopolio energético formado por las compañías de la patronal UNESA, con tanto poder económico que doblega a nuestros gobiernos. Así que a los ciudadanos sólo nos queda tomar la iniciativa y como consumidores exigir “electricidad verde”. ¿Cómo? Eligiendo empresas comercializadoras independientes que comercialicen exclusivamente energía verde; de esta forma contribuimos al cambio, porque muchas de estas empresas también son productoras de su propia energía verde y no necesitan comprarla al oligopolio, así que fomentamos y fortalecemos la competencia.


¿Y a qué llamamos “electricidad verde"? A la que generamos con tecnologías renovables, usando como combustible el sol, el viento, el agua, el calor de la tierra, las mareas y las olas, las plantas, etc. Aunque aquí hay que distinguir, porque la CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia) otorga a cada comercializadora un certificado de garantías de origen por la cantidad de energía (en KWh) que puede comercializar como energía de origen renovable, pero hay que tener en cuenta que se incluye también la electricidad generada mediante la incineración de residuos, tecnología cuestionada por su impacto ambiental, o la gran hidráulica (presas y embalses), que aunque renovable, se puede cuestionar si definirla como “tecnología verde” porque también tiene un gran impacto ambiental. Algunas de las comercializadoras especifican claramente sus criterios, otras los mantienen en una cierta ambigüedad.

¿Y cómo separamos una electricidad de otra?, ¿viene por otra red? ¿Necesito otra instalación? Por supuesto que no, no podemos saber si la electricidad que consumimos cada uno en un momento determinado proviene de una tecnología renovable o no, pero sí podemos tener garantías de que se ha generado con energías 100% renovables una cantidad de electricidad equivalente al consumo eléctrico que hago si contrato con una comercializadora de electricidad "verde". De esta forma, sabemos que nuestro consumo individual se ha generado con el impacto ambiental mínimo posible.

Entre las empresas que comercializan exclusivamente energía verde tenemos a Gesternova, que comercializa la producción de energía renovable de los productores asociados a APPAwww.gesternova.com Tlf. 900 373 105

También están Enara (Tlf. 94 608 50 13) www.enara-energia.es y Geoatlanter (Tlf. 902 883 112) www.geoatlanter.com


Pero además contamos con otra opción, que personalmente a mí es la que más me gusta, y son las cooperativas eléctricas. En una cooperativa no eres un cliente sino que con una aportación inicial de 100 euros participas como socio de pleno derecho, con voz y voto. Los beneficios se reinvierten en energías renovables, de modo que se apoya así el aumento de la producción y el cambio a un modelo más participativo. Entre las cooperativas tenemos a: 

¿Y es más cara la energía verde? No, por supuesto, bien al contrario. Las tarifas de éste tipo de empresas son mucho más transparentes que las del oligopolio (sin anuncios de descuentos, tarifas planas y servicios que no necesitas………) Y si eres socio de una cooperativa, siempre te asesorarán sobre cuál es la tarifa que más te conviene. Pero como los márgenes comerciales con los que maniobrar son escasos, las tarifas de electricidad verde no nos ayudarán mucho a ahorrar en la factura, pero sí que podemos poner en práctica dos cosas:

1.- Ajustar la potencia:

Debido al incremento sustancial de éste concepto a casi el doble, la factura de la luz se ha disparado de modo tan grosero que debemos plantearnos qué potencia tenemos contratada. Desde luego, si vives en un piso “normal” y tienes más de 4,6 kW, por favor, míralo bien, porque no creo que sea necesario que tengas todos los electrodomésticos puestos a la vez, puedes poner la lavadora primero y cuando termine, el lavavajillas, pero no todo al mismo tiempo, como una orquesta de aparatos sonando todos a la vez, los dos televisores, el secador de pelo, el horno, la vitrocerámica, el aspirador y todas las luces (que debemos ir cambiando por bombillas led), porque parecería una casa de locos, ¿no crees?.

Para comprobar si tu potencia es la adecuada, tenemos la siguiente página web informativa: http://www.bajatelapotencia.org/

2.- Cambiar a tarifa de discriminación horaria.

Antes conocida como tarifa nocturna, esta es otra opción que puede ayudar a ahorrar. Se tarifica según dos periodos, periodo valle, más barato, que iría de las 10 ~11 de la noche a las 12~13 del mediodía y periodo punta, que sería el resto de horas del día. Como el frigorífico funciona las 24 horas del día, si intentas trasladar parte de tu consumo al horario valle, como son la lavadora y el lavavajillas, ya tienes gran parte de tu consumo en periodo valle. Sólo si cocinas mucho, utilizando la vitrocerámica y el horno en horario punta muchas horas, debes pensarlo, pero seguro que también parte de estos consumos puedes trasladarlos a horario valle. A poco que te esfuerces sale rentable, fíjate en estos gráficos: 











La diferencia entre el precio de la tarifa “normal” y la de la hora punta de la de discriminación horaria no es mucha, pero si hay mucha diferencia entre los dos periodos de la tarifa de discriminación, así que ¿merece la pena hacer un pequeño esfuerzo?. Serás tú quien deba valorar eso según lo que te cueste pagar tu factura.

Y hay otra cosa más que podemos hacer para rebajar nuestra factura energética: el autoconsumo, pero eso lo dejaremos para otro artículo.

1 comentario:

  1. SUpongo que lo mejor para poder cambiar este sistema es que las compañías de electricidad propogan ofertas similares

    ResponderEliminar