domingo, 13 de septiembre de 2015

La tarifa de la luz por horas ¿en qué consiste?

Bueno, primeramente explicar que lo que llamamos tarifa por horas es la que las compañías comercializadoras de referencia (esas que todos conocemos, si, las más grandes), debían comenzar a aplicar a partir del 1 de julio de 2015 y con un plazo máximo de adaptación de 3 meses, que finaliza éste mes en curso. Esta tarifa por horas se aplica a todos los consumidores acogidos al PVPC (precio venta pequeño consumidor), es decir, consumidores de menos de 10 kW que tengan como comercializadora de electricidad una de las compañías de referencia, que recordamos son: (y aquí volvemos a insistir que tiene que ser el nombre completo, porque si no, es una empresa del grupo y no estás en el mercado regulado, sino en el mercado libre).

  • -          E.ON Comercializadora de Último Recurso, S.L.
  • -          Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U.
  • -          Endesa Energía XXI, S.L.U.
  • -          Gas Natural S.U.R. SDG, S.A.
  • -          EDP Comercializadora de Último Recurso, S.A.
  • -          CHC Comercializador de Referencia S.L.U.
  • -          Teramelcor, S.L.* (Para el ámbito de Melilla)
  • -          Empresa de Alumbrado Eléctrico de Ceuta Comercialización de Referencia, S.A. (Para el ámbito de Ceuta)

Pero por el momento sólo se podrán aplicar estas tarifas a los clientes que tengan instalado el contador digital con telegestión, es decir, la función de telemedida habilitada, porque en el caso de que tu contador sea analógico o digital pero sin telegestión, se aplicará un modelo estándar general de consumo para la facturación – como se ha estado haciendo hasta ahora – y no con el consumo que realmente hayas realizado cada hora.


La lectura del contador se lleva a cabo cada dos meses en el caso de que el contador no tenga telegestión y mensual en el caso de que esté habilitada la función de telemedida.

Este cambio legislativo presumiblemente persigue que los consumidores paguen exactamente por sus consumos reales lo que ha costado generar la energía, ya que los precios no son iguales en cada tramo horario debido a la demanda de mercado, pero en la práctica no será así, ¿por qué? Por el sistema empleado en nuestro mercado eléctrico.

Primeramente porque el término de energía es una parte que no llega a representar el 38% de lo que pagamos en la factura de la luz, por lo que tenemos “poco margen de actuación” ya que el resto de la factura lo componen el término fijo y los impuestos.

Gráfico CNMC consumidores menos de 10 kW de potencia contratada 1er trimestre 2013.

En segundo lugar, porque para poder actuar y adaptarse a las ventajas del mercado horario, el consumidor/ciudadano medio tiene que tener la capacidad de poder consultar la página web de RedEléctrica, que contiene los precios horarios para el día siguiente (a partir de las 21:00 h) y así saber cómo adaptar el consumo para un mayor ahorro. 

Y en tercer lugar, y como explicación a porqué esta medida no es más que otra manera de llamarnos tontos, es que la fijación de precios en el mercado eléctrico es marginalista, por lo que sería más justo si los precios se fijaran según lo que cuesta producir la energía en base a cada tecnología y no a las fluctuaciones de un mercado y a la oferta y demanda que no parece lo más adecuado para un bien básico como es la energía.

No quiero olvidarme de explicar que todos los que tengáis ya el contador digital “funcionando” (los demás no esperaréis mucho, porque el plazo para que todos los contadores estén instalados y habilitados finaliza el 31 de diciembre de 2018) tenéis la opción de que la compañía distribuidora (que no es la misma que la comercializadora) os facilite un acceso específico en su página web con vuestro consumo horario. Esto es así porque ellas son propietarias en monopolio natural de la red de distribución que lleva la electricidad a todos nuestros hogares; asimismo es propietaria de los contadores de luz y nos cobra mensualmente un alquiler por ellos, así que es por esto que tiene la información y por tanto la obligación de darnos éste acceso a nuestra información de consumo.

Mi opinión: como la gran mayoría de consumidores no podrá acceder a la información y seguirá usando la electricidad según sus propios hábitos o necesidades horarias, probablemente haya una mayoría a la que les vuelva a subir el recibo de la luz, lo que aprovecharán las grandes compañías para llevar a sus comerciales a la calle a ofrecer tarifas “a medida”, tarifas “planas” ………… sacar a los consumidores al mercado libre para ofrecer además de unas tarifas más caras, esos servicios adicionales que nadie necesita pero que representan un “importe fijo” a ingresar por las compañías que es muy rentable para ellos.

Otro motivo más para salir del Oligopolio y contratar la comercialización de nuestra energía con empresas con una responsabilidad social y medioambiental, que contribuyan al cambio de modelo energético cambiando el mercado eléctrico desde dentro.